Gorges de kakueta

Vuelvo a hablar de Francia, aunque esta vez, me alejo de la costa para meterme en el interior de las montañas y disfrutar del frescor de los ríos del pirineo francés.

Cruzamos Navarra pasando por el valle de Salazar y llegando a Ochagavía, donde paramos a ver el pueblo y decidimos quedarnos a dormir con la furgo. Tienen un parking muy amplio y no nos pusieron problemas para dormir allí, a demás, había varias furgonetas y caravanas. Si viajas en temporada de calor puedes bañarte en la presa que hay al final del pueblo, además, no hay problema por meter a tu mascota.

A la mañana siguiente pasamos el puerto de Larrau, en lo más alto disfrutamos de unas buenas vistas y nos ponemos a la altura del vuelo de las rapaces de la zona, buitres, águilas y algún milano se atreve a subir hasta lo más alto. Pasando Larrau nos ponemos en dirección Sainte Engrace y a tiro de piedra encontramos el parking, donde se puede pernoctar una noche y tienes acceso a servicios ecológicos. Aprovechamos para comer, como muchas caravanas y furgonetas, aunque tenemos cocina en la furgoneta, de vez en cuando, preferimos las ensaladas de florette,  menú completo listo para comer con primero, segundo y postre, olvídate de cocinar y ensuciar.

Ruta de senderismo

A unos metros tenemos el acceso al recorrido de Gorges de Kakouéta, el precio es de 5€ el adulto y tiene acceso a toda la ruta, cascada, pasarelas, cuevas y ríos. Por supuesto, no hay problema por acceder con tu mascota. La garganta tiene a sus espaldas años de historia, fue creada por la erosión que hace el deshielo de las montañas del pirineo y permanece abierta al público desde 1967.

cascada Kakoueta

lago Kakoueta

Es recomendable acceder con calzado adecuado y si tienes unos baston de senderismo  como el nuestro no lo echarás de menos y ahora está de oferta en amazon.

recorrido Kaoueta

Después de la ruta pasamos la tarde en el río, aunque aviso que sólo es para valientes, ¡el agua esta congelada!

La vuelta a casa, después de un finde de disfrute de naturaleza, fue increíble, bajamos a casa por el otro valle, el de Roncal, dirección Arette, llegando hasta la estación de esquí que nos dejó una vistas impresionantes como estas.

valle  roncal