Se avecina un finde largo y para todos aquellos que nos toca cerca, ¿qué os parece una escapada?. Después de haber hecho la ruta de los Flysch, nos quedaba por visitar una parte de la costa vasca que va desde deba, a la ría de Mundaka, así que nos ponemos en dirección a Mutriku.

Pueblo de Mutricu

Municipio de la provincia de Guipúzcoa, lo encontramos a orillas del mar cantábrico en un entorno que nos deja sin aliento, creo que las imágenes lo dicen todo.Dimos un paseo hasta el rompeolas, merece la pena, las vistas del pueblo son espectaculares y la tranquilidad que respiras te devuelve la vida.

Municipio de la provincia de Guipúzcoa, lo encontramos a orillas del mar cantábrico en un entorno que nos deja sin aliento, creo que las imágenes lo dicen todo.Dimos un paseo hasta el rompeolas, merece la pena, las vistas del pueblo son espectaculares y la tranquilidad que respiras te devuelve la vida.

 

 

 

Para pernoctar con nuestra furgo nos decantamos por el puerto, los baños están poco cuidados pero bueno, si no tienes poti, para una emergencia, sirve. Si viajas en fechas más complicadas, está disponible un AC en las afueras del pueblo.

 

Siguiente destino

 

Siguiente día, nos movemos a Lekeitio por la costa, a 30 minutos, disfrutando del mar y los extensos bosques que entrecortan las vistas.. Antes de Lekeitio está Ondarroa, pueblo de 8.000 habitantes donde también es posible pernoctar con furgo. Entre estos dos pueblos se encuentra la playa de Saturraran, muy tranquila, de aguas limpias. Cuando baja la marea, nos deja imágenes espectaculares, muy parecidas a los flysch,

Lekeitio

 

En Lekeitio nos dirigimos hacia la parte derecha, la más alejada del pueblo, con un gran parking, un merendero y servicios libres en un estado espectacular. De frente la playa, en la que podemos entrar con el perro ya que en estas fechas no ponen problemas. Durante la temporada de verano no está permitido. Ideal para practicar deporte al amanecer o atardecer.

 

Dando un paseo con la perrita hasta el pueblo, cruzando la ría y disfrutando de las vistas que nos ofrece el islote.

 

 

El paseo por el puerto nos obliga a parar en más de una terraza, pinchos y raciones que hacen que se nos pase la hora de comer.
Una vez descansado volvemos a la furgo y, por la costa, llegamos a la playa de Laga, a 25 minutos.

 

Playa de Laga

 Una Playa salvaje que no está vigilada, con un enorme parking pero no dejan perros, en ninguna temporada, así que os dejo una fotos pero no creo que me vuelvan a ver por aquí.

 

 

En furgoperfectos no aparece como sitio para dormir pero había bastantes caravanas y furgos, no parecía haber problema para pernoctar.
Continuamos camino y buscamos destino para dormir, pensamos en Urdaibai, en la ría pero estaba lleno de gente.  Para los amantes del camping hay uno www.campingarketa.com, con un entorno bastante interesante. Decidimos continuar y fuimos a lo seguro, una de nuestras visitas fijas Mundaka. Antes paramos en Axpe Auzoa, en la playa San Antonio, donde la ría, con la marea baja, nos deja caminar por donde antes estuvo la mar. Un privilegio que dura unas horas pero que nuestra perra disfruta como si no hubiera un mañana.

 

Mundaka

 

Hermita de Mundaka

 

Ya he escrito varias veces sobre este sitio pero esta vez descubrimos un sitio donde dormir con la furgo y poder disfrutar de un amanecer increíble. Es el aparcamiento que se encuentra entre Portuondo y Mundaka, enfrente de la gasolinera Repsol. Antes de dormir nos dimos un paseo por Mundaka. Disfrutamos de una gran copa de vino frente al mar, viendo atardecer, placeres de la vida que nos regala nuestra California T4. El camino continúa por Bermeo hasta llegar de nuevo a Gaztelugatxe. No recomiendo ir en fechas señaladas ya que es prácticamente imposible subir a la ermita de tanta gente que acude.

 

Ruta por la costa Vasca