Llega agosto y como siempre, huimos de la playa. Planeamos nuestra escapada sin fecha de vuelta, placeres de la vida. Destino fijo, Pirineo aragonés, senderismo y zonas de baño en las montañas y los gélidos ríos de mi norte favorito. No solo son pateadas y ríos, la gastronomía y los sitios de pernocta también juegan un papel fundamental. A continuación os dejo una lista de los puntos claves del post:

Broto

Primer destino con parada para refrescarnos en plena tarde, Broto. Con un gran parking gratuito en el centro que permite acceder a la zona de baño en tan sólo dos minutos.

Hay una zona preparada con sombra de árboles, hierba y mesas de picnic. Por supuesto esa zona está más masificada y si vamos con perros (aunque no está prohibido) se está más tranquila en la parte de enfrente, se accede por el otro lado del puente y puedes encontrar varios rincones más íntimos como el de la foto.

En esta zona está prohibida la pernocta específica de autocaravanas así que, por supuesto, no nos molestamos en tomar ni siquiera una caña. Seguimos con nuestro camino, siguiente parada Torla.

Torla

La parada que llevábamos tiempo en la cabeza y por fin llega. Todavía viajábamos en nuestra california T4 la última vez que visitamos el parque natural de Ordesa, gradas de Soaso, Cola de Caballo, los gélidos ríos del Pirineos y los enormes árboles que mareaban con sólo observarlos moverse.

La masificación del parque, durante el mes de agosto por lo menos, hace que el acceso a la pradera de Ordesa esté cerrado por lo que, el único acceso para hacer la ruta es en autobus desde Torla. En el caso de nuestros perros, deben viajar en la bodega en jaulas. Eso nos echó para atrás y decidimos dejar la ruta para cuando abran la pradera y podamos subir con nuestra auto.
Cambiamos de plan y nos adaptamos a las altas temperaturas de estos días con una jornada de familia, río y un objetivo claro, conseguir darse un baño en el río Ara, a los pies de Ordesa.

Pernoctamos en el camping río Ara y la verdad que genial porque estás a 12 minutos de unas pozas de aguas cristalinas y a 4 minutos de un acceso al río que esconde rincones privados que te devuelven a la vida. Nuestras perrunas se lo pasaron en grande y mi sonrisa permaneció tan congelada como mis pinreles.

Camping Río Ara

Este camping te permite dormir a los pies de Ordesa literal pero no está preparado para autocaravanas, vamos que la carga y descarga se hace en medio del acceso al camping (obstaculizando al resto de vehículos que entran y salen. También es verdad que, como nosotros, te quedes casi sin embrague cuando abandones el camping, el acceso al camping pasa por una bajada estrecha y con muuuucho desnivel que dificulta la salida que acaba en la general. Por lo demás genial, una tiendecita que vende producto de huerto por unidades, pan diario y los desayunos con esos cruasanes son lo más. Esta genial el mantenimiento del campping, limpieza de baños, estado de parcelas y por un precio bastante bueno en comparación con otros, a demás, los perros son bienvenidos y sin coste extra así que, si adaptan el acceso a autocaravanas, volveremos.

Un paseo por Torla es obligatorio, aprovechamos para echar una cerveza y comprar unas hamburguesas y queso en la carnicería de encanto que esconde uno de los rincones más chulos del pueblo. Volver al camping a cenar y disfrutar de las estrellas, la ausencia de contaminación lumínica hace que se vean absolutamente todas las estrellas posibles.

Boltaña

Cambiamos de Valle y de camino a nuestro siguiente destino, Ainsa, buscamos un baño en el río que baje la temperatura de uno de los agostos más calurosos que conozco. Encontramos una poza muy chula en Boltaña y al llegar ¡sorpresa! es una zona recreativa con gran parking, pistas de tenis, zona de cesped con mesas de picnic, asadores y un chiringuito con la cerveza como nos gusta, ¡bien fresquita!.

El río esta genial aunque como en muchos sitios similares, prohibido el acceso a perros y muy masificado. Es agosto, es lo que toca pero nosotros tuvimos suerte. Era un miércoles por lo que hay menos gente de lo normal pero a nuestro favor, comenzó a llover y todo el mundo se fue, nosotros nos fuimos a la autocaravana a comer y dos horas después un día expléndido y el río para nosotros. Os dejo la ubicación del sitio. Tiene la parte del río con una corriente importante tras las últimas lluvias pero si cruzas, encuentras unas pozas de agua azul paraiso con rocas para saltar, ¡son lo más!

*Ubicación poza Boltaña.

Ainsa

Si, vuelta nuestro retiro, el pueblo más bonito de España, o eso dice uno de los premios que considera especial este rincón del Pirineo aragonés. Este municipio de Huesca esconde una clara distrubición medieval y decenas de rincones que te transportan a otra época. Lo mejor de todo, es que los autocaravanistas somos bienvenidos y permiten la pernocta en el parking, también servicios de carga y descarga por un precio ridículo.

imagen facilitada por el Ayuntamiento de Aínsa

Salimos a dar un paseo hasta la otra parte del pueblo y aprovechamos para probar las mejores patatas con queso de mi vida. En la terraza del bar dos Río pedimos «nuestras patatas» y una jarra de sangría… ¡¡¡increíble!!!!

Vallepineta

Hacía 6 años que no iba Pineta (recuerdo del último post de hace 6 años), la última vez me perdí sola en una tormentar terrorífica y aún así, me fui de allí con una sensación única. La vuelta fue mejor, subir hasta los llanos de La Larri, un valle glaciar colgado sobre el Valle de Pineta que te pone en contacto con la naturaleza entre cascadas, vacas, buitres y el verde que te acompaña a cada paso. La ruta a los llanos es muy sencilla y en unas 3 horas se hace. También estan rutas como la de las cascadas del Cinca que tienen ese sonido espectacular del agua haciéndose paso hasta el río. Todas las rutas salen del parking de la esplanada.

· Ruta llanos de La Larri

· Ruta cascadas del Cinca

Después de esta ruta toca comer con estilo y flow así que no dejaremos escapar esa reserva que nos espera desde hace unos días en El kanguro truchero. Comida del mundo, a los pies de Pineta, con un toque aragonés que no te dejará indiferente.

Seguro que me dejo algo en el tintero así que en un par de días le daré una vuelta y actualizaré el post, mientras tanto, ¡id preparando vuestra próxima escapada!